Esquel (I),a pura cabalgata, gaucho y paisaje soñado (primer post)

Compartir en:

FullSizeRender (16)
Apenas bajamos del avión en el aeropuerto de Esquel, nos llevaron a hacer la Cabalgata en la Chacra Los Alamos, del avión a montar el caballo sin escalas.

Tuve la suerte de que me invitaran a Esquel (tenía muchas ganas de conocer esta zona de mi país) en el último mes del 2015. Estuve los primeros  días de diciembre descubriendo los encantos alrededor de esta ciudad chubutense que se enmarca dentro de la Patagonia andina. Cada día me voy convenciendo más, que es de ensueño esa región argentina. Tuve la suerte esta vez, de viajar con otras dos periodistas mujeres-osea que fue un viaje muy Bolso de Mano en todo sentido. Convivimos en la misma cabaña todos los días y tuvimos una experiencia fantástica. Tengo que decir que tanto Corina como María, mis compañeras de ruta, eran dos experimentadas periodistas de viaje, valientes y sin excusas– a la hora de subirse a un caballo al rato de desembarcar en el aeropuerto o calzarse un trajecito de neoprene para hacer kayak en los lagos helados del Parque Nacional Los Alerces. Quizás esa predisposición abierta es la que te lleve a trabajar en algo como esto. Y  es la misma puerta que lleva a decir quiero cruzarme con lo desconocido-porque creo que me esperan paisajes espectaculares, la gente más interesante y los momentos más mágicos allí fuera.

A punto de que Esquel cumpla sus 110 años de nacimiento ( se estableció en febrero de 1906) y aprendiendo hoy que su nombre en lengua tehuelche significa abrojo (por el tipo de arbustos espinosos que se ven allí) haré una serie de posts de las experiencias que tuve allí.

LA CABALGATA

FullSizeRender (17)FullSizeRender (18)

Recién llegadas al aeropuerto nos llevaron a la Chacra Los Álamos para hacer una cabalgata.Los gauchos que nos recibieron, Héctor (padre) y Héctor (hijo)-esquelenses que comparten el emprendimiento familiar, tenían una cancha y un modo muy divertido . Los ví contentos de recibir tres mujeres con improbables condiciones de jinetas. Pero ellos lo toman  con frescura y la tarde tuvo su buena dosis de comentarios pícaros, anécdotas y chistes. Y los dos hombres armados de la paciencia justa para esperar a tres semitroncos a caballo con cámaras de fotos encima- que sacan placas de todo lo que ven. Porque los senderos hechos son preciosos;  algunos trechos iban hacia arriba y sus vistas eran fascinantes. Desde allí se veía el  trayecto que une dos rutas:la 259 con la Ruta Nacional 40. Hicimos el trayecto que llaman, valle chico, El Héctor hijo adelante señalando el camino; las tres jinetas detrás de él; y por último Héctor padre-de sonrisa permanente como si cada uno de los años que aparenta-haya dejado un sabor alegre en su boca. Nada más tierno que ver un gaucho alegre. Es una estampa del viaje la cara de Héctor. Debajo del sombrero y sus bigotes, una sonrisa constante, da gusto. Nos señala las plantas de rosa mosqueta y cuenta que su mujer hace dulce casero y lo vende. Entre alguna anécdota divertida padre e hijo recuerdan la pasada por allí de Karina Jelinek (y nos cuentan detalles), o de Ingrid Grudke y hasta dicen que Marcelo Tinelli es habitué-el conductor tiene un “campito” por la zona y los esquelenses suelen tratarlo. A ninguno se le escapa una indiscreción sobre el ídolo argentino. Pero en Esquel es un nombre que se repite.

[pullquote]

La cabalgata vale la pena, es un recorrido lindo y la compañía lo hace aún mejor. Las miradas cómplices de los dos guías, el chiste amable y el toque simpático y argentino que tienen padre e hijo, compran a cualquiera.

[/pullquote]

Cabalgatas hay  de 1, 2,3,4 horas, medio día o día completo. Y para los más experimentados de 2 días y una noche por el arroyo Percy; ó hasta de 6 días y 5 noches

Contacto y Reservas Teléfono: 02945 – 451791 ó Celular: 02945 – 15 416333  ó chacralosalamos@yahoo.com

                                                     

  Hospedaje 

FullSizeRender (20)
Recomiendo Laderas Verdes, cómodas cabañas y excelente ubicación en Esquel

Nos alojaron en el complejo de cabañas  Laderas Verdes en Villa Ayelén. En una cabaña muy cómoda y linda. Dos pisos; la PB con cocina grande-mesa comedor, una sala abajo con tele( LCD 32’ ) y sillón cama; y un toilette. En el piso de arriba, dos cuartos cómodos, uno con cama grande y tele igual que en PB; y otro con dos camas simple y  baño con hidromasaje y de buen tamaño. Afuera tenía parrilla y en total son 4 cabañas en el lugar.

Todas las cabañas tiene espacio para guardar el auto. Para tener en cuenta está apenas a 1km de la ciudad de Esquel y a 300 metros de la ruta 259, que tiene como destino el Parque Nacional los Alerces y Trevelin.                                                                                                                    www.laderasverdes.com

 


Compartir en:

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 4.173 suscriptores

Acerca de Dolores Yomha

Soy Dolores Yomha, nací en Buenos Aires, Argentina. Trabajo en Radio, escribo free lance sobre viajes en revistas y este blog es de mi autoría. En el 2008, viajé siete meses por el mundo con otras 4 amigas a través del pasaje Vuelta al Mundo (Round The World) que comercializa una fusión de aerolíneas. Esa experiencia me ha hecho más feliz, más curiosa y porque no, más segura. La idea de este blog es compartir información de viajes pero también la inspiración por viajar (por más grande o pequeño que sea el destino). “El viaje es una especie de puerta. A través de ella salimos de la realidad”. Guy de Maupassant

Ver todas las entradas de Dolores Yomha →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.