¿Por qué nos hace bien viajar? Entrevista a Mili Abud (viajera y psicóloga argentina)

Compartir en:

mili viaje 2Mili Abud es una viajera compinche. Es el alma de la fiesta, la amiga que nunca puede faltar en el viaje. Inquieta, dulce y super pilas. Efectivamente viaja todos los días, mientras se reparte entre ocupaciones laborales por toda Buenos Aires. Es una apasionada de su profesión. Trabajó como tutora de la asociación civil Cascos Verdes, coordinando grupos en el entrenamiento de habilidades sociales en la UCA y en la Universidad de San Andrés. Desde el 2007 es psicoterapeuta individual y coordina además, los contenidos y el área psicológica de Diagonal, otra asociación civil, comprometida con la  inserción y redefinición laboral. Uf…! Energía absoluta, la de esta porteña, que está en permanente interacción con distintos grupos y se esfuerza por su desarrollo.

 mili cantaPero no todo es trabajo para la vida de Milagros, fina cantautora , en sus ratos libres lleva su música por rincones culturales de la ciudad. Quizás alguno de tantos viajes hechos, haya sido inspiración para alguna de sus letras o melodías…

En este post, Mili le pone sus pensamientos al hecho de viajar. ¿Por qué nos hace bien viajar ? Los aspectos positivos de emprender el trayecto. Lo que produce en nuestra cabeza el hecho de programarlo.

BDM: ¿Qué aspectos positivos encuentra una mujer al viajar? (en grupo o sola)

 M: Viajar nos abre siempre a la posibilidad de conexión, exploración y conocimiento en forma dialéctica conmigo y con el mundo exterior. Para viajar, primero necesito conectar con lo que quiero, con lo que deseo, con lo que estoy necesitando, con mi forma de ser. Eso, a la vez me lleva a conectar con un mundo de posibilidades que hay afuera y se presentan como nuevos escenarios. Invitan a poner en juego un montón de recursos personales, que ya conozco de mi, o que puedo desarrollar. Poner al servicio del viaje mis aptitudes y roles cotidianos  («la que organiza», «la caradura que hace las consultas o rompe el hielo con la gente», «la orientada», «la que fluye con los eventos» «la resolutiva» «la inquieta» «la osada»); o puedo habilitar en mi nuevos roles, ante las situaciones que me plantea el viaje. Por otro lado, viajar nos pone literalmente en marcha, implica que concretemos, (y eso ya amerita una felicitación personal: le ganamos la pulseada a la postergación).

[pullquote]Si mi viaje es compartido puedo redefinir roles, asentarme en ellos, sorprenderme de lo que veo en el otro y en mi, complementar, profundizar, contagiarme y contagiar en el intercambio.[/pullquote]

BDM: ¿Por qué nos gusta tanto viajar? ¿Ayuda a conocernos más? ¿Es liberador?

M: “No veo la hora de irme…» ;»Que ganas de mandar todo al demonio»… son las expresiones más usuales que suelo escuchar ligadas a los viajes, y en las que me apoyo para considerarlos como «oasis imaginarios» «recreos» «mimos» que generamos en el medio de la rutina. Vienen a «rescatarnos» en cada caso de algo que está operando en cada uno (cansancio, inquietud, curiosidad, aburrimiento, tristeza, motivación, búsqueda). Eso, que está operando personalmente pide pista para cambiar, para renovar, para trascender, para crecer, para descubrir, para nutrirse, para concretar un sueño, para relajar, descansar, recomponer…. ¡y mirá que importante, encuentra su vehículo en los viajes!.

BDM Anécdota o circunstancia de algún viaje, que te hizo pensar “esto en mi ciudad no lo hago ni loca”. O que te sorprendiste de vos misma.

M: En un Primemark de Londres perdí mi cámara de fotos (vieja, e insignificante a nivel tecnológico), pero con fotos de todo un viaje mio por Europa, al fin y al cabo…

Aquella vez, perdí la dignidad y el criterio de realidad. Cuando a las dos cuadras, me di cuenta de mi perdida, volví como loca, con mi spanglish al grito desgarrador en el medio del local de: «Did anybody see my camera?» (“¿Alguien vio mi cámara?”). Llorando como si me hubieran secuestrado un hijo: revisaba los cambiadores sin que me importara que hubiera gente adentro, dí vuelta la ropa de los estantes, interpelaba a la gente en la cola, a punto de pagar, preguntando en un bruto inglés con gestos «si no había visto a photograph camera». Mis amigas me miraban perplejas, daba verguenza ajena, claro.  Clientes y vendedores del local asustados, me miraban como si fuera una paciente psiquiátrica, que había escapado del manicomio . En 20 minutos,  había puesto el local patas para arriba, y puse a todos a buscar mi cámara. Hasta que una clienta la encontró y me la trajo. En vez de agradecerle como una persona normal, la abracé como si fuese mi heroína, mientras le decía: «¡You are my angel!» ¿? Qué??? Si,si.. Un verdadero papelón. Aquella tarde me enajené como nunca,  hice el papelón más grande de mi vida…

Y a vos, ¿qué te despierta el viajar?


Compartir en:

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 4.172 suscriptores

Acerca de Dolores Yomha

Soy Dolores Yomha, nací en Buenos Aires, Argentina. Trabajo en Radio, escribo free lance sobre viajes en revistas y este blog es de mi autoría. En el 2008, viajé siete meses por el mundo con otras 4 amigas a través del pasaje Vuelta al Mundo (Round The World) que comercializa una fusión de aerolíneas. Esa experiencia me ha hecho más feliz, más curiosa y porque no, más segura. La idea de este blog es compartir información de viajes pero también la inspiración por viajar (por más grande o pequeño que sea el destino). “El viaje es una especie de puerta. A través de ella salimos de la realidad”. Guy de Maupassant

Ver todas las entradas de Dolores Yomha →

5 comentarios en «¿Por qué nos hace bien viajar? Entrevista a Mili Abud (viajera y psicóloga argentina)»

  1. recien acabo de descubrir este blog, por la entrevista a mili.pienso seguir leyendo y descubriendo a profundidad este medio.Siempre tengo el sueño utopico de irme de viaje por meses y descubrir una nueva forma de subsistencia y como reaccionaria yo ante situaciones que se darian en un viaje.pero todavia no me animo a concretarlo, y creo q este blog encontre y encontrare muchos sentimientos y pensamiento como los mios, y por que no el impulso para hacer MI viaje.saludos!!!!

    1. Lucía, que bueno que hayas descubierto el Blog. Y en realidad, es un poco eso lo que quiero transmitir, el desafío de animarse a cambiar. Contagiar, compartir las experiencias, para decir que se puede e ir por lo que queremos. ójala te ayude leer y conocer las historias, y consejos de las viajeras de Bolso de Mano. Saludos! Dolores

  2. Que linda explicación! Me gusta esa idea de viajar como una forma de concretar algo. Es tan cierto! Personalmente me pasa que llega un momento todos los años en el que siento que una parte de mi está en otra parte, respirando otro aire y haciendo cosas diferentes. Cuando llega el momento de partir siento que estoy yendo a encontrarme con esa parte de mi que se fue de viaje y es maravilloso! Es escuchar a mi corazón fuera de todo el ruido que hace la rutina.
    Que lindo blog! Gracias por compartir tantas historias y testimonios!
    Abrazo!

    1. Hola Alda! que bueno lo que decis, y es la idea….compartir el animo del viaje. Eso que nos hace sentir diferentes, renovadas o en busqueda-más allá de la vida cotidiana y el día a día. Con las ganas siempre de emprender la vida hacia lugares diferentes!! Por los viajes y los reencuentros con una misma. Saludos, Dolores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *