Ecuador: ¿y quién dijo que una embarazada no puede viajar?

Compartir en:

Mercado de Otavalo
Mercado de Otavalo en las afueras de Quito, Ecuador

En abril de 2012 viaje con Pablo y mi “no panza” de 4 meses de embarazo a Ecuador. La idea era recorrer mucho (aún en ese estado), bajo el permiso del obstetra, claro. Me acuerdo que le pregunté ¿algún cuidado Jorge?… A lo que me respondió “Que disfruten Ecuador”. Ok, ahí la cabecita viajera dio rienda suelta al mode mochilera y allí fuimos vía LAN de Buenos Aires a Guayaquil. Cuento una x una las paradas. (con mi humor de aquel momento y la objetividad del presente).                                                                             

Guayaquil  Que pegote, la humedad!…Tenía varias opiniones de que no valía la pena, y una vez allí decidimos seguir el consejo. Estuvimos un día y medio. Apenas fuimos a Malecón, paseo urbano que recorre un el río Guayas, donde se ven restos, monumentos, shops, jardines y muelles. La terminal de buses está a 5 min del aeropuerto. Desde allí  fuimos en uno  c/ aire, y en 2 horas y media llegamos a Montañita. Los choferes te musicalizan sin pausa, a pura cumbia ecuatoriana, el 100 % del trayecto. Eso es perjudicial para la salud. Sin embarazo a cuestas, idem. Es una fija de los choferes.

Montañita Playa cool, con las mejores olas para surfear y bien agreste. Tiene dos áreas: el centro con toda la movida nocturna y hostels bien baratos aunque muy ruidosos, y la Punta la parte más alejada y relajada (donde los surfers se encuentran con sus amadas olas) y están los hoteles más lindos. La noche es del estilo de la del sudeste asiático: chiringuitos vendiendo alcohol, con parlantes a todo volumen cerca de la playa, y restos-bares para todos los gustos con mucha mesa al aire libre. Fueron 4 noches en el Hostal Rosa Mística (http://www.hostalrosamistica.net) de la Punta. Habitaciones románticas y simples, a metros de la playa, donde tomas el desayuno al aire libre frente al mar. Es más caro parar ahí que en los más céntricos, pero vale la pena evitar el ruido y la música. En la Punta hay otros paradores y hoteles, que tienen abierto los restos y bares frente a la playa, con noche más chill out.

[pullquote]Un día fuimos en bus hasta Puerto López, al Parque Nacional Machalilla para conocer Los Frailes, playa virgen, en donde la arena y el mar tienen un color más claro y no hay olas. Ni sombrillas, ni paradores. Salvo la sombra de árboles. Es la playa más linda que conocí del país. [/pullquote]

Canoa a esta otra playa, más al norte que Montañita, fuimos también en bus. Pero los 4 meses de embarazo y con tanto movimiento vehicular, me la pasaba bajando para hacer pis. Mucho más tranqui que Montañita, con menos parador. Son dos calles paralelas al mar: con hosterías, restos, bares y locales. Algunos de dueños norteamericanos o europeos. Pablo alquiló tabla y tomó clase de surf. Más barato que en Montañita.  Si bien sabía que debía tomar cuidados en la costa ecuatoriana, me lo olvidé completamente...Asumo mi error de meterme al mar con Pablo, por un rato largo parece...porque al volver estaba el bolso pero sin lo más valioso: una canon G11 y una billetera con unos cientos de dólares. ¡Que bronca me dio! (por eso que recién tengo fotos del viaje a partir de Quito, donde compramos una pocket). Fue lo único feo de este viaje, y fue por una distracción propia.

 De Canoa a Quito fuimos en avión. En bus primero hasta Manta, y vuelo a Quito.(Buena decisión porque los vuelos no son caros y ya estaba harta del bus…y de las ganas de hacer pis)

 La Rondaalmuerzos

Quito: el centro histórico es el más grande de América, declarado Patrimonio de la Humanidad. A 2800 metros de altura, osea si cuesta subir en estado normal, embarazada más. Pero me la banqué y subí a conocer ese tesoro. Los ecuatorianos tienen oro puro. Nos quedamos en la www.posadadelmaple.com, casa colonial de dos pisos, en una pequeña guarida romántica, que fue donde dormimos. El cuarto justo daba a la terraza, con baño privado. Buen desayuno y amables mujeres que atienden el lugar. Si compartís baño y/o cuarto, el precio baja.¡Qué lindo lugar, uno de esos hospedajes que cuesta dejar! Alquilamos un auto un día y fuímos al interesante Mercado artesanal de Otavalo. Imperdible caminar una noche por la Ronda y pasear por la parte alta del centro histórico. La Ronda, es una calle estrecha de influencia andaluza….bohemias y artistas. Centros culturales, bares y mini restos, donde lo más seguro es que mientras tomes una copa, en algún barcito, aparezca un guitarrista callejero a cantar baladas.

Catedral de Cuenca Mercado de las Flores

Cuenca (última parada y la joya del recorrido) al sur de la cordillera andina. Me conquistó su tipo colonial, las calles de adoquín, y todo el casco histórico rico y precioso que tiene. Patrimonio de la humanidad, tan o más lindo que el de Quito. Colonial y linda la posada donde nos quedamos: www.hostalmacondo.com . Allí vimos varias parejas de USA que estaban estudiando el lugar para irse a vivir allí. Es que Cuenca, está recomendada por revistas internacionales como Best city to retire to (uno de los mejores lugares para irse a vivir una vez jubilados).  Recomiendo el Mercado de las Flores (Ecuador es famoso por sus rosas), las iglesias que hay por lo menos 25 en el área histórica, y el museo del Banco Central en la Calle Larga es super (para conocer sobre las diversidad étnica de este país), y además guarda restos de la civilización inca que también estuvo por el sur de este país.

ATENCION!! ( Siempre que estuvieras embarazada o tengas la Sospecha es totalmente prioridad que antes de viajar tengas los controles necesarios y consultes con tu obstetra)

TIPS  Estar muy atento a las pertenencias. Hay robos. y en las guías advierten sobre todo en las zonas costeras.

  •  Almorzar es muy barato (por 3 ó 4 dolares se come en restos lindos). Es la comida más importante en Ecuador (sopas, plato principal, y jugos naturales). En Quito, o Cuenca, las sopas vienen bien porque al estar en altura hace mucho más frío.
  • Existen muchos recorridos en este país para los amantes del turismo aventura y el ecoturismo,  que por mi estado decidí no hacer en este viaje. (ej los volcanes en la ciudad de Baños…Ecoturismo en las afueras de Cuenca)
  • Sombrero de Paja Toquilla o Sombrero Panamá (son originales de Ecuador y se consiguen muy buenos en el Mercado de Otavalo cercano a Quito, o en la fábrica Homero Ortega de Cuenca)
  • Helado natural de Guanábana (es muy rico y la fruta es absolutamente saludable)
  • el café ecuatoriano
  •  un pasaje a Galápagos dentro de Ecuador sale lo mismo que desde Buenos Aires a Guayaquil. En este viaje quedo fuera del presupuesto.

 Si querés compartir algún dato más sobre Ecuador! escribí tu comentario!


Compartir en:

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 4.173 suscriptores

Acerca de Dolores Yomha

Soy Dolores Yomha, nací en Buenos Aires, Argentina. Trabajo en Radio, escribo free lance sobre viajes en revistas y este blog es de mi autoría. En el 2008, viajé siete meses por el mundo con otras 4 amigas a través del pasaje Vuelta al Mundo (Round The World) que comercializa una fusión de aerolíneas. Esa experiencia me ha hecho más feliz, más curiosa y porque no, más segura. La idea de este blog es compartir información de viajes pero también la inspiración por viajar (por más grande o pequeño que sea el destino). “El viaje es una especie de puerta. A través de ella salimos de la realidad”. Guy de Maupassant

Ver todas las entradas de Dolores Yomha →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.