«Panamá es una opción para combinar ciudad, playa y selva» por Ana Hornstein

Compartir en:

Anita Hornstein es de Buenos Aires y se define como una  «viajera aventurera y apasionada por los viajes», aclara que le gusta dedicarle tiempo a los lugares. En esta oportunidad se decidió por un doble destino: ella y su marido Lautaro estuvieron 2 días en Cartagena y otros 10 en Panamá. Un amigo de ambos vive en Bocas del Toro ( una cadena de islas frente a la Costa del Caribe y un área continental cerca de un bosque tropical diverso) ) y los convenció de conocer el lugar…Para Ana, Panamá es una buena opción para elegir «si uno quiere combinar ciudad, playa y selva».  Tiene un perfil bien marcado  y recalca que se inclina por aquellas cosas «que hacen los viajeros no los turistas, cuando tenes poco tiempo es difícil pero me gusta investigar los lugares y en lo posible consultar a la gente local para que me cuente aquellas cosas que no salen en las guías».

CARTAGENA Y PANAMÁ POR ANA HORNSTEIN

Nuestro viaje comienza desde el instante mismo en que comenzamos a buscar pasajes. Suelo buscar varias combinaciones, usando el explorador Koala, y sorprendentemente para este viaje, resultó que el pasaje multi-destino incluyendo Cartagena de Indias resultaba más económico que el directo a Panamá (a pesar que hacia escala en Panamá).

Cartagena

Comenzamos así nuestro viaje con dos días en Cartagena, recorriendo la ciudad amurallada, un destino que bien vale la pena, y dos días es perfecto para recórrela y disfrutarla. En nuestro caso, destinamos medio día de paseo en bicicleta, donde aprovechamos para pasear por Bocagrande y nos sorprendimos con una Cartagena moderna al dar la vuelta en la península y encontrar una hermosa bici-senda y gran cantidad de nuevos edificios que nos recordaron más a Brickell Key en Miami que a Cartagena. En la ciudad hay tiendas muy lindas con cosas de decoración.

CIUDAD DE PANAMÁ

Al día siguiente partimos para Panamá, con la ayuda de la Guia Lonely Planet Panamá, habíamos decidido organizar nuestros 10 días de la siguiente manera: 1d Panamá City, 2d/2n San Blas, 1d Panamá City, 2d/2n Boquete, y 4d/4n Bocas del Toro. El viaje resultó casi idéntico a lo planeado excepto que agregamos 1 día en Boquete (restando 1 de Bocas del Toro por mal clima). Estuvo bien pero nos hubiese gustado quedarnos 1 o 2 días más en Bocas del Toro.

ESTADÍA Y DONDE COMER

Nos hospedamos en la Ciudad de Panamá en el Casco Viejo (claramente es donde uno se debe hospedar si va a estar pocos días en Ciudad de Panamá). Esta parte de la ciudad está en proceso de restauración, hoy conviven edificios abandonados (eran propiedades tomadas que fueron vaciados) y hoteles y restaurantes con mucha onda. La idea es poder recorrer esta zona a pie y dejarse sorprender por sus hermosas fachadas, restaurantes y terrazas. Recomendamos cenar con una hermosa vista en la terraza de Central, tomar un trago en la terraza del hotel Tántalo; y saliendo de Casco Viejo,( si les gusta la comida tai y sushi), recomendamos mucho una cena en la terraza del Resto Nación Sushi en el Soho Mall , imperdible!!

PASEOS Y LUGARES PARA VISITAR

Durante el día en Panamá hicimos 2 paseos: Fuimos al Canal, tomando un Uber que nos dejó en las compuertas de Miraflores e hicimos un recorrido por nuestra cuenta. Este paseo vale la pena, es muy importante llegar en los horarios donde pasan los barcos (8 a 11 y 14 a 17hs.) Caso contrario no tendrán mucho que ver. El otro paseo imperdible es ir al Causeway, esta era una zona tomada por los americanos cuando ellos manejaban el canal, es un camino que une 3 islas el cual fue rellenado con tierra extraída del canal, tiempo atrás fue totalmente modernizado y son cerca de 4km que vale la pena recorrer a pie o en bicicleta, hacia el final del camino encontrarán lindos restaurantes para comer y durante su recorrido hermosas vistas del skyline de Panamá.

COMPRAS

En Panamá no encontramos artesanías muy lindas. Y respecto a shopping de marcas internacionales dicen que en la zona de Colón que es libre de impuestos se consiguen cosas muy baratas, no fuimos.

A SAN BLAS

San Blas

Desde Panamá contratamos un tour para ir a San Blas, en nuestro caso lo hicimos con la agencia Cacique Tours (son recomendables y se puede contratar online). San Blas es muy interesante, es región semiautónoma llamada Guna Yala.

Guna Yala​ es una comarca indígena en Panamá, habitada y manejada por la etnia Guna. El área fue conocida como San Blas. Se trata de 300 islas paradisíacas situadas en el mar Caribe, sólo parte de ellas están explotadas. El turismo en las islas está totalmente manejado por la comunidad y la infraestructura turística es extremadamente baja. El tour hacia esta zona consiste en un viaje de 3 horas desde Panamá al puerto de San Blas para luego ser llevado con una lancha-taxi a recorrer las distintas islas. Sirve tener en cuenta que el viaje es de 140 km, el cual implica 40 km de camino de curvas montañoso, por lo que no recomiendo ir solo por el día (como ofrecen algunos).

Pero, es importante también, tener en cuenta que quedarse a dormir implica dormir en chozas muy precarias en alguna de las islas. Durante el día, el tour consiste en recorrer distintas islas, una más linda que la otra, donde se puede relajar en la playa, hacer snorkeling, nadar y disfrutar de comida caribeña.  La vuelta, de San Blas a Panamá es por la tarde, lo que permite disfrutar de una rica cena de vuelta en la civilización.

Al día siguiente tomamos un avión hacia Boquete (Air Panamá llega a David que se encuentra a 40 min en auto de Boquete y el pasaje cuesta USD100).

BOQUETE

Boquete

Es un pueblo de montaña, cercano a Costa Rica, que en algún momento fue promocionado en Estados Unidos como uno de los mejores destinos para jubilarse y se llenó de norteamericanos retirados que lo poblaron y lo desarrollaron. Tiene buena oferta hotelera, nosotros pasamos 3 noches en Coffee Estate Inn, unas cabañas con vista al Volcán súper recomendables. Hicimos muchas actividades disfrutando 3 lindos días sin tiempo de aburrirnos. Hicimos trekking por el camino de Los Quetzales, rafting en el río Chirqui Viejo, visitamos una finca de Café donde vimos el proceso de elaboración, y fuimos a los cañones de Cagilones.

Muchos viajeros también hacen el ascenso al Volcán Barú donde, si el día se encuentra despejado, pueden disfrutar desde este punto, el más alto de Panamá, de la vista de los dos océanos que bañan las costas Panameñas.

BOCAS DEL TORO

Bocas del Toro

Para ir de Boquete a Bocas del Toro, tomamos un shuttle (Hello Travel) que parte del centro de Boquete (solo salen a la mañana y cuesta USD30) y luego de 4 horas en auto + 40minutos en lancha nos encontrábamos en la Isla de Colón (la principal de Bocas del Toro). Allí nos hospedamos en el pueblo (Bocas Town), ya que tenemos un amigo que vive allí, pero en Bocas la oferta hotelera es amplia y uno puede hospedarse allí o en alguna de las otras islas que conforman este archipiélago (Isla Zapatillas, Isla Bastimentos, etc)

Bocas del Toro es muy colorida y se caracteriza por la gran cantidad de actividades que uno puede realizar tanto de día como de noche.

Apenas finalizado nuestro check-in en el Hotel buscamos un lugar de alquiler de bicicletas y nos fuimos bordeando la costa hasta Playa Bluff. Ir en Bicicleta es una excelente manera de recorrer parte de la isla y disfrutar de sus hermosas playas. Playa Bluff en un destino surfer, uno de los tantos en Bocas del Toro y hay que tomarse un tiempo para disfrutar de un rico licuado de frutas en alguno de sus bares playeros.

Nuestro segundo día en Bocas fue con un tour contratado (uno de los tantísimos que se ofrecen) para visitar Isla Zapatillas. Qué maravilla de lugar!!! Todo el día de tour vale la pena, uno no se cansa de ver lo que este paraíso tiene para ofrecer.

Por la noche cenamos en la isla, pero también se puede tomar una lancha-taxi y cruzar a la isla de enfrente (Carnero) para disfrutar de una cena en uno de sus tantos lugares con vista al mar.

Nuestro tercer y último día en Bocas, tomamos una lancha-taxi hacia la Isla de Bastimentos, nos habían recomendado dar una vuelta por el pueblo de Bastimentos, subir hasta un Bar llamado Up in the Hill, y luego caminando o en lancha ir hasta la playa Red Frog. Todo fue una aventura, el bar estaba cerrado pero la caminata valió,  y luego un trekking increíble que nos llevó a una playa hermosa, descubrirmos que la misma no era el destino esperado (Red frog), por lo que desandamos camino por el barro nuevamente hacia el pueblo, decididos que mejor sería llegar a la playa en una de las lanchas taxis. La isla de Bastimentos tiene muchísimo que ofrecer, y muchos se quedan allí a pasar una noche, nos hubiese gustado hacerlo. El tiempo de viaje se nos iba acabando y debíamos volver a casa,  nos quedó pendiente disfrutar al menos de 2 días más en Bocas, pero el balance del viaje fue increíble! Panamá es un destino con una gran propuesta de paisajes y actividades y realmente vale la pena explorarlo!

 

 


Compartir en:

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 4.174 suscriptores

Acerca de Dolores Yomha

Soy Dolores Yomha, nací en Buenos Aires, Argentina. Trabajo en Radio, escribo free lance sobre viajes en revistas y este blog es de mi autoría. En el 2008, viajé siete meses por el mundo con otras 4 amigas a través del pasaje Vuelta al Mundo (Round The World) que comercializa una fusión de aerolíneas. Esa experiencia me ha hecho más feliz, más curiosa y porque no, más segura. La idea de este blog es compartir información de viajes pero también la inspiración por viajar (por más grande o pequeño que sea el destino). “El viaje es una especie de puerta. A través de ella salimos de la realidad”. Guy de Maupassant

Ver todas las entradas de Dolores Yomha →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.