Playa Barra do Sahy, una buena opción para viajes con chicos del Litoral Paulista

Compartir en:

FullSizeRender(16)El litoral paulista es una región continental de Brasil, muy cerca de San Pablo, donde tanto la zona sur y la norte dan a la Costa. Nosotros (Pablo, y mi hija Renata, de tres años) paramos en el pueblito Barra do Sahy la primer quincena de marzo, y desde allí recorrimos las playas del norte durante esas dos semanas. Alquilamos auto, esencial para movernos libres y tener un gran punto a favor en días lluviosos (porque los hubo). Esta es una zona de vegetación bien tropical,  de «Mata Atlántica», así que hay días que puede llover 24 hs, porque semejante selva lo necesita. Además de ser una opción accesible, al viajar en pareja con una chiquita, el auto resulta una solución en muchos momentos y varios sentidos.

Barra do Sahy está a aproximadamente 2 horas y media de San Pablo, yendo en auto.

[pullquote]Esta zona de Brasil es muy linda pero no tan conocida para el turismo extranjero. [/pullquote]

O no lo es tanto como por ejemplo, Paraty, que está en el Estado de Rio de Janeiro, y playas alrededor. En el litoral paulista, uno ve brasileños, paulistas más que nada. Otro dato a tener en cuenta, es que es un destino familiar, o tentador para los que tenemos hijos chicos, bebés. Y yendo a otra punta de viajero, también es interesante para los surfistas que en playas como Cambury, pueden cruzarse con olas enormes durante todo el día.

FullSizeRender(15)FullSizeRender(19)

BARRA DO SAHY Fue la playa donde elegimos quedarnos, y tuvo que ver el hotel que encontré Aldeia de Sahy (del que haré un post aparte), que me pareció divino y justo lo que buscábamos. También porque el mar es calmo, y estaba recomendado para ir con hijos chicos, y para Renu era una de las primeras vacaciones a pura playa. Y otra de las ventajas, es que está muy cerca de Juquehy,otra de los recomendados para ir con chicos, con buenos servicios.

La playita de Sahy es muy linda, tiene forma de herradura. Está encerrada por dos morros imponentes repletos de Mata Atlántica, la vegetación que reina en toda la región: plantas, flores silvestres y árboles exhuberantes, que visten de verde furioso lo que mires. Y además en una de sus puntas, sale el río Sahy, por el que se largaban y se largan hasta el mar los caicaras (así llaman a los habitantes del litoral de Sao Paulo) en sus barcazas, para pescar o llevar a algún turista a recorrer As Ihlas (que son dos islas que están justo frente a la playa de Sahy) y a las que se tarda 5  minutos en llegar a bordo de uno de sus botes.

FullSizeRender(22)

Los caicaras vendrían a ser la comunidad nativa que vivía de la pesca artesanal, cuando por esta zona no existía el turismo. Algunos dicen que su religión es el mar, y tiene un sello romántico el dicho, «porque por las tardes estos hombres fomentan un diálogo silencioso frente a las aguas del océano», lo leí por ahí, y tiene algo de verdad porque los ves siempre parados poniendo sus miradas en el agua, a eso de las seis de la tarde, cuando uno que es visitante ya se va.

FullSizeRender (32)FullSizeRender(23)

Otro puntos a favor en la playa de Barra do Sahy, es que hay una plaza chiquita, con todos juegos de madera, que está frente al mar. Sobretodo para los papás, que siempre buscamos algún lugar donde entretener a los chicos. Y otra, la oferta siempre presente en las playas de Brasil, de pequeños carritos que venden sandwiches, bebidas, helados y  los infaltables «milho quente» o «requeijao», algo muy común en las playas brasileñas.

Esta villa de mar nació en los 60′ y por esos años no había electricidad, y apenas algunos caminos incipientes. El turismo se asentó recién en los 80′, y por la zona el hotel más importante es Aldeia do Sahy, hay otras posadas, y algunas casas para alquilar. Tiene dos o tres restaurantes, dos mercados y mucha tranquilidad a la noche.

FullSizeRender(17)FullSizeRender(24)

Desde el hotel, caminábamos unos 150 metros por la callecita Beco das Canoas,y llegábamos al mar. Casi al final del trecho, en un mural hay grafittis de todos colores estampados, con mensajes de amor, pertenencia, cuidado y alegría por Sahy, pero hay uno que se repite por todo el pueblito «Loucos por Sahy» (Locos por Sahy), y hay que estarlo.

Restaurant recomendado en Sahy Azul do Mar

Ventajas del litoral paulista: suele ser un vuelo más barato para quienes viajamos desde Buenos Aires, el vuelo a San Pablo es más económico que a Río de Janeiro, y más en temporada de verano, y las playas son muy lindas.

Desventajas: es una zona muy húmeda y puede llover bastante, comer es más caro en el litoral paulista que en otras playas de Brasil

Meses más recomendados para viajar: octubre, noviembre, enero, febrero y marzo.

 


Compartir en:

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 4.085 suscriptores

Acerca de Dolores Yomha

Soy Dolores Yomha, nací en Buenos Aires, Argentina. Trabajo en Radio, escribo free lance sobre viajes en revistas y este blog es de mi autoría. En el 2008, viajé siete meses por el mundo con otras 4 amigas a través del pasaje Vuelta al Mundo (Round The World) que comercializa una fusión de aerolíneas. Esa experiencia me ha hecho más feliz, más curiosa y porque no, más segura. La idea de este blog es compartir información de viajes pero también la inspiración por viajar (por más grande o pequeño que sea el destino). “El viaje es una especie de puerta. A través de ella salimos de la realidad”. Guy de Maupassant

Ver todas las entradas de Dolores Yomha →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *