Franca City Hostel, un nuevo concepto de camas cápsulas en Buenos Aires

Compartir en:

 

living Franca City HostelTuve la oportunidad de conocer un nuevo concepto de hostel y hospedaje en Buenos Aires: el Franca City Hostel. Único en el país y con estándar internacional, está ubicado en la La Inmobiliaria del barrio de Montserrat. Se trata de un edificio histórico, que está en el n° 1410 de la emblemática Avenida de Mayo, a pocos metros del Palacio Barolo, y del bar notable Los 36 billares, entre otros puntos clásicos de la ciudad. El Franca City Hostel está en un lugar clave de la capital y en su interior, el proyecto, fusiona la arquitectura ecléctica original con instalaciones modernas y muebles de diseño.

Apenas al entrar al lugar, queda clara la categoría del establecimiento y las intención de hacer un proyecto del más alto nivel enclavado en un área por demás  interesante de Buenos Aires. La propuesta está bien planteada porque ofrece un hostel de primer nivel, en uno de los barrios porteños de mayor patrimonio cultural y mejor ubicación.

El Franca City Hostel ocupa un piso de 287 m 2, y está en un edificio como La Inmobiliaria, que guarda 100 años de elegancia e historia. Al subir al entrepiso y pasar la puerta de entrada del hostel, hay un espacio de recepción, y la primer sala es un lugar para estar, donde cómodos sillones invitan a la lectura o a un momento de esparcimiento. Allí mismo, está puesta la segunda barra móvil de Quilmes del país, en donde los huéspedes pueden servirse la más rica cerveza tirada. En el amplio living hay un gran ventanal que da a la Avenida de Mayo y también se ve un gran mural de la artista Verónica Escalante. 

cocina Franca City Hostel

La cocina ocupa un área central y es el corazón del hostel. Con una larga mesada para las preparaciones culinarias entre amigos y totalmente equipada, es un espacio que invita a quedarse y compartir. Allí, se resume el espíritu del hostel: donde los viajeros intercambian recetas, se invitan café o mate y se entrecruzan las charlas.

 

Otra de las apuestas que hicieron en este alojamiento turístico fue incorporar un espacio de coworking: una sala, con una gran mesa y sillas alrededor. Es un lugar buscado por quienes se hospedan en este tipo de lugares, ya que están conectados y dedican largas horas al trabajo mientras viajan.

camas capsula Franca City Hostel

Hay 4 luminosos cuartos, comunitarios y mixtos,  que cuentan con 33 camas cápsulas Super Size  de estructuras únicas en su estilo.  Tres de las habitaciones tienen una capacidad para 8 huéspedes y la otra tiene capacidad para 9. Además, cuenta con una habitación privada con cama matrimonial más una cama individual, con capacidad para 3 personas y baño en suite, y una habitación semi privada con una cama matrimonial (la cama matrimonial puede abrirse en dos y convertirse en dos camas individuales), capacidad para dos personas con baño compartido. Cada ambiente del hostel mantiene una línea de diseño y decoración, y estuvo a cargo de este trabajo el Estudio Rietti Smud & Asoc. Arquitect. 

Lucas Marcos Olmi, responsable y creador del proyecto de Franca City Hostel, nos recibió a todo un grupo de bloggers de viajes para darnos un recorrido y contarnos detalles del lugar.  Entre otras ideas, Olmi contó que «el diferencial» que tiene su hotel «son la Camas Súper Size» (que garantizan un espacio privado amplio), cuentan con cortinas para preservar más intimidad individual y hasta de luz propia.  Cada cápsula cuenta con espacios súper generosos y seguros para que cada viajero tenga a su alcance todo lo necesario para vivir una estadía agradable y confortable: roperos con espacios de guardado y percheros, eslingas para dejar protegida la valija debajo de la cama, luces de lectura, consola, enchufe, y puerto usb.  

Lucas Marcos Olmi
Lucas Marcos Olmi, responsable del Franca City Hostel y la barra móvil de cerveza Quilmes

A Olmi le sirvió como fuente de inspiración «la cultura y la estética de Japón», un país especialista en manejar los espacios y el equilibrio de los lugares. Pero  a diferencia del déficit de espacio que tiene la isla asiática, en Latinoamérica si es mucho más común contar con ambientes amplios y cómodos. Por lo que Franca City Hostel tomó el modelo de Japón pero a mayor escala.

viajeros Franca City Hostel

La limpieza es clave y también diría que lo es la estética del lugar. Y ambas cumplen una función importante: plantear un ambiente agradable y ameno para el encuentro entre los huéspedes. En la cocina, es donde más se puede ver esto y allí charlé dos palabras con dos viajeros belgas que terminaban su viaje por Argentina, y estaban a punto de compartir un wok de verduras hecho por ellos.

En el hostel no se ofrece desayuno pero es posible comprar un voucher (por el valor de 3 dólares) que consiste en un desayuno continental en un  bar muy lindo de la zona. Y este se puede utilizar en cualquier momento del día, no es que se ajusta a un horario.

Conoce la propuesta de este lugar innovador en Buenos Aires desde la web del  francacityhostel.com

 


Compartir en:

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 4.173 suscriptores

Acerca de Dolores Yomha

Soy Dolores Yomha, nací en Buenos Aires, Argentina. Trabajo en Radio, escribo free lance sobre viajes en revistas y este blog es de mi autoría. En el 2008, viajé siete meses por el mundo con otras 4 amigas a través del pasaje Vuelta al Mundo (Round The World) que comercializa una fusión de aerolíneas. Esa experiencia me ha hecho más feliz, más curiosa y porque no, más segura. La idea de este blog es compartir información de viajes pero también la inspiración por viajar (por más grande o pequeño que sea el destino). “El viaje es una especie de puerta. A través de ella salimos de la realidad”. Guy de Maupassant

Ver todas las entradas de Dolores Yomha →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.